lunes, 17 de septiembre de 2012

CEMENTERIO DE ARRIONDAS y SUS PELICANOS (PARRES)

Una de la simbólicas  relacionadas con los famosos Caballeros Rosacruces,   y con la propia masonería es la figura del pelicano; que como  tal lo tenemos expresado en el séptimo  grado del Rito Francés, en  el grado dieciocho en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y en el Rito de Memphis y Mizraím, denominado "Soberano Príncipe Rosacruz, Caballero del águila y el pelícano,", que tiene como símbolos principales el pelícano, la rosa y la cruz.



Sin embargo la presencia de pelicanos en la simbología funeraria asturiana podemos decir que es más que escasa, yo al menos que recuerde solo los he visto en el Cementerio de Parres (Arriondas) que está situado en un cotero sobre la villa, que se puede visitar tomando la carretera hacia Cuadroveña, desde el mismo centro de Arriondas.
Es un cementerio sencillo sin grandes ornamentos, pero con ciertas curiosidades.

IMG_3177

Vista de Arriondas desde el Cementerio de Parres.
              IMG_3179IMG_3182
           IMG_3204IMG_3203
Vistas generales de la portada del Cementerio y del interior, tumbas y panteones
IMG_3208
Panteón centrales en el cementerio de Arriondas
                                                                  Panteón Familia García Labra
IMG_3201

La tumbas que nos interesan pertenecen a dos familias emparentadas, y son de tumbas casi idénticas en su concepción

IMG_5077

Tumba de D. Jacinto LLano Margolles  y de Manuel Llano Margoles
Manuel Llano Margolles fue durante el año 1904-1905 f Vicepresidente de Partido Republicano de Ribadesella, y una de sus propiedades que siempre llama la atención es la casa de “La  Gotera”, que está situada a la salida de Arriondas dirección a Sevares.

IMG_5068
“La Gotera”  o Chalet  Villa Encarnación – Castañera – Arriondas)
“ La cosona fue construida, a comienzos del siglo XX, para el matrimonio que formaban don Manuel Llano Margolles y su esposa doña Encarnación.

Este matrimonio tuvo dos hijos y dos hijas. Fallecida Regina, la primera de las hijas, quedó su hermana Encarnita, que se trasladó a vivir a Inglaterra con su esposo; mientras aquí permanecieron sus dos hermanos, Manuel, al que llamaban “Sevilla”, y Ángel.
Estos dos hermanos varones tuvieron que partir al exilio al final de la Guerra Civil Española, debido a sus ideas políticas.

La casa, magníficamente amueblada según contaban años atrás los más ancianos vecinos de Castañera, fue habilitada como hospital durante la guerra, hace setenta y cinco años. Poco después fue ocupada por lo que denominaban un “batallón de trabajadores”.

A partir del paso del batallón de trabajadores, la casa comenzó a caer en decadencia. Hace relativamente pocos años, tanto el edificio en ruinas como la finca que le rodea, fueron adquiridos por un nuevo dueño, el cual se la compró a un nieto argentino de aquellos don Manuel y doña Encarnación que la habían mandado construir un siglo antes. De modo que fue una lujosa mansión, hospital para heridos de guerra, residencia de trabajadores en época de miserias y, por último, durante más de cincuenta años, un esqueleto viviente en espera de un nuevo destino o de una más que segura desaparición.
Cuando pases por allí, detente un momento y contempla también el majestuoso magnolio que crece frente a esa”galería del milagro”.


Es uno de los mejores magnolios de todo nuestro concejo. Dícese que, en las noches de luna llena, especialmente cuando sopla el viento del sur, el joven árbol entra en diálogo con la delgada columna y la anima a resistir un invierno más. (fuente: Francisco José Rozada Martínez )

El Cementerio de Arriondas,  situado en un cotero sobre la villa de Arriondas, con una impresionante iglesia  los pies de la entrada del cementerio en medio de una cómoda explanada que da acceso a la “quintana de los muertos".

La entrada está despejada, de tumbas , por lo cual se supone que fueron levantadas todas las tumbas de tierra, dejando ese gran zona abierta y presidida por palmeras, recordando el ambiente indiano.

IMG_3198

Cementerio rural, con un amala organización estructural, una parte cuidada que es la de los nichos de la entrada, y el la parte del fondo más descuidada, y donde se encuentran los panteones y los nichos más viejos.

En esa zona encontramos ciertos enterramientos “peculiares” como este dedicado a José Quesada Collía y su mujer Clementina Asnedo Benedicto

IMG_5073
    IMG_5075IMG_3185

A la izquierda del gran panteón  con  la signatura  o firma VB entrelazadas, y tras otro panteón significativo, el de los García Labra, se encuentra a la izquierda lindando uno con el muro  Sur y Oeste , y el otro solo al Oeste  las  dos tumbas aparentemente idénticas, aunque separadas por un bloque de nichos.

IMG_5076

El primero de los enterramientos pegado al muro Sur del cementerio está la tumba de José María Miyares y Valdés (Bode 1864-   ), y de  Tomas Cueto y Llano.


IMG_5090

Separado por el  citado núcleo de nichos, que se ven en  la foto de más arriba , se  encuentra la otra tumba que es una especie de clonación ,y en ella están enterrados:
A la izquierda: Jacinto Llano Margolles y a la derecha el dueño de la la casona “La Gotera” Manuel LLano Margolles


IMG_5077

 
Examinemos pues los dos enterramientos. el enterramiento de la izquierda es el que está en mejores condiciones y pertenece a: José María Lavares y Valdés,  y Tomás Cueto y Llanos

IMG_5091

Estamos ante unas tumbas a modo de retablos que se  levantan pegadas al muro Oeste del cementerio  y que Sira Gadea  describe para este blog la tumba de esta manera: 

Es una sepultura parietal con fuerte impronta arquitectónica, organizada a modo de retablo de tres cuerpos. El primero presenta tres calles, la central adelantada a modo de altar, sustentada por dobles pilastras sobre las que se apoya un friso corrido. Cuenta con tres bajorrelieves. El de la izquierda, un pelícano que se pica su propio pecho para que sus polluelos calmen la sed con su propia sangre, es una imagen típica de sagrarios y capillas sacramentales como símbolo de la Eucaristía. El de la derecha (no lo veo bien), podría ser un Cordero Pascual, prefiguración de la Pasión de Cristo por la salvación de los hombres. En cuanto a las dos coronas de flores y semillas entrelazadas centrales, estarían en relación con la Resurrección. El segundo cuerpo también se apoya sobre pilastras, con relieves de haces de semillas y dos placas con los titulares de la sepultura. En cuanto al tercero, se organiza a modo de friso, rematando el conjunto. Sobre el centro de la base adelantada a modo de altar del primer cuerpo se levanta un nicho con fuertes referencias eucarísticas, como un sagrario a modo de templete clásico, organizado mediante arco de medio punto sobre columnas enmarcado por pilastras que sustentan entablamento y frontón, con paloma del Espíritu Santo en la clave del arco, seguramente el referencia al Bautismo, y dos cabezas de querubines como protectores de la sepultura rematando el frontón, tras las que parece elevarse una cruz (no la veo bien). De esta forma el ciclo iconográfico se estaría refiriendo al Bautismo, la Comunión y la Pascua como preceptos cristianos para lograr la Resurrección


A la izquierda esta enterrado José María Lavares y Valdés,  y la derecha Tomás Cueto y Llanos, debajo de la lápida que indica la propiedad del primero,  hallamos  el símbolo del cordero y la cruz, veremos dos trabajos un tanto distintos, a la cual se entrelaza una lienzo de tela, enmarcado todo ello en un octógono, Estamos pues ante  una cierta prefiguración del cordero Pascual como la pasión de Cristo queriendo con ello salvar a los hombres.


En el otro extremos esta la placa dedicada a  Tomás Cueto y Llanos, y debajo de esta se encuentra otro octógono en el cual se enmarca bellamente tallado el pelicano dando de comer a sus tres criaturas.

IMG_5094
Detalles de las distintas panoplias

       IMG_5098  
IMG_5099

Detalles de la tumba.
IMG_5100
Esta otra tumba está más abandonada, tanto su contorno como la propia tumba, en esta otra situada en este cuartel o bloque  a la derecha pegado a uno de los grandes panteones del cementerio en este caso, linda con este y la tumba está adosada al muro Oeste del cementerio.
En ella están enterrados  ala izquierda Jacinto LLano Margolles, y a la derecha su hermano Manuel LLano Margolles.

IMG_5078

Aquí la colocación de los símbolos es distinta ya que el pelicano y sus criaturas está a la izquierda bajo la lapida de Jacinto Llanos Margolles, la composición es la misma , salvo que las pollos de pelicano están más desarrollados  y ala derecha esta el símbolo que caracteriza el enterramiento de Manuel Llano Margolles, que es la misma composición que en la tumba anterior, pero con otra definición, lo que nos viene a decir que debieran ser distintos los marmolistas  que trabajaron ambas tumbas.

                     IMG_5079      IMG_5085
IMG_5093      IMG_5085
Comparativa de los plafones simbólicos
     IMG_5096    IMG_5088
Otros detalles de las tumbas
       
IMG_5082     IMG_3188
Empezaba este post sobre el tema de los pelícanos y el rosacrucismo, y mucho me temo que dichos 4 señores poco tenían que ver con los Rosacruces, dada la presencia de pelicanos, al menos no se los registra como miembros Rosacruz; aunque hay que notar que los listados de masones indianos, que manejo hay un tal MIguel LLano Margolles de simbólico “Victor Hugo” dedicado al Comercio el cual estaba en la logia Hijos de HIram 50  /GOE-GLSIC) en 1880  de Cuba y donde desarrollaba el oficio de Maestro de Ceremonias.

La presencia de los pelicanos en la simbólica funeraria deviene de que en los bestiarios medievales difundieron la creencia de que los pelícanos alimentaban a sus polluelos con su propia sangre, y por ello es habitual encontrar imágenes de pelícanos en el cuadrón de las cruces y en otros lugares, como símbolo del sacramento cristiano (católico y ortodoxo) de la Eucaristía. Es una imagen poética de Cristo que da a comer su propia carne y a beber su propia sangre. El nombre de “pelícano bueno” es muy utilizado para referirse a Cristo en la literatura y liturgia católicas indicando el amor hasta el extremo que tuvo Jesucristo hacia todos los hombres.

Como nos decía Sira Gadea, los querubines a modo de guardianes del enterramiento .

Textos y Fotos Víctor Guerra (Salvo los indicados de otros autores)

3 comentarios:

  1. El texto de Villa Encarnacion esta plagiado de la web Arriondas.com, la cual es autora. Esta protegido con licencia Creative Commons, por lo tanto se puede copiar sin modificar, pero mencionando la fuente, que en este caso no se hace, por lo demas, buen reportaje, Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pedir disculpas ya que efectivamente se menciona al autor, fuente: Francisco José Rozada Martínez, se me paso por encima en mi primera lectura.

      Darte las gracias de nuevo por fenomenal articulo.

      Eliminar