domingo, 20 de octubre de 2013

UNA VISITA A SAN SALVADOR DE OVIEDO

Es curioso pero se ponen otros cementerios como grandiosos y como interesantes y sin embargo la necrópolis ovetense es una de las mejores , o al menos creo que la mejor de Asturias por su gran pluralidad  en los enterramientos, por su dimensión y por su historia.

Hace tiempo ya que visité esta vieja necrópolis  y lo hice con intención de encontrar el único vestigio masónico que queda en cl  campo funerario el de Juan Rios,  que por cierto tiene toda una leyenda, pero esa será otro día ya que merece toda una entrada.

EL post de hoy es  para mostrar algunas de las singularidades de dicho camposanto.


En el barrio ovetense de San Lázaro comienza una subida, en dirección a San Esteban de las Cruces, que, después de un 1 km, encuentra, a la derecha, un desvío hacia el cementerio de San Salvador (1885). Privilegiadamente instalado sobre una pequeña y prolongada altura de la ciudad (zona sur), por entonces conocida como El Bosque, constituye, sin duda, un buen exponente de la arquitectura funeraria decimonónica, perfecto reflejo, a su vez, de la estructuración social imperante. 
Meritorios son los dos pórticos: el del cementerio civil (una extraordinaria creación de Javier Aguirre), apoyado en columnas de estilo dórico, semeja un templo griego; el otro, en el cementerio religioso, debido a Juan Miguel de la Guardia, lo componen cinco arcos, siendo el central apuntado, de mayores dimensiones y con columnas de capiteles adornados por motivos florales; lateralmente, este pórtico dispone de dependencias administrativas y casa para sepultureros. 
La avenida central se extiende entre el pórtico y la capilla, ésta de estilo ecléctico; en este punto llaman poderosamente la atención los grandes panteones: el de la familia Masaveu, obra clasicista de Nicolás García Rivero, provisto de templete techado por cúpula y frontón, además de una escultura de Cipriano Folgueras (ángel con trompeta); así como los de los Caicoya y Herrero, realizaciones neogóticas de J. M. de la Guardia, o el monumento fúnebre al Cabo Noval, que lleva la firma de Víctor Hevia.

IMG_2787
IMG_2786
Entrada principal  y paseo que se abre tras ella

IMG_2716    IMG_2718
Vistas desde el Cementerio

LAS PRESENCIAS ESCULTORICAS
IMG_2746IMG_2742IMG_2747IMG_2756
IMG_2677IMG_2686
IMG_2689     IMG_2692    IMG_2699
La presencia funeraria de los Infantes

Los bustos y caras en San Salvador de Oviedo

IMG_2671
IMG_2696IMG_2702

IMG_2784    IMG_2785  IMG_2783

Matrimonio Roel
IMG_2775
IMG_2779IMG_2706IMG_2778

Los Panteones
IMG_2763
IMG_2766   IMG_2767
IMG_2752IMG_2755IMG_2751
IMG_2731

El espacio de recuperación de la memoria histórica.
Víctor Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario